Hoy en Serveis Tarragona os traemos una noticia que seguramente a muchos ¡les alegra el día!

 

Estudios demuestran que las dietas que incluyen queso y vino pueden ayudar a reducir el deterioro cognitivo.

 

Es estudio ha sido abanderado por Auriel Willette, profesora en ciencias de los alimentos y nutrición humana en Lowa (Estados Unidos).

 

A través de UK Biobank (una base de datos biomédicos a gran escala) recopilaron información de más de 1.787 adultos de entre 46 a 77 años al finalizar el estudio.

 

El estudio consistía en realizar una serie de pruebas de inteligencia fluida (FIT) y posteriormente en la resolución de dos evaluaciones de seguimiento. En este caso se consigue establecer una imagen de la capacidad de un usuario para pensar sobre la marcha.

 

Además, también se recopiló información sobre el consumo alimenticio y de alcohol de los participantes. Se indagó sobre el consumo de frutas, frutos secos, verduras, ensaladas, pescado, carnes, lácteos, cereales, café, vinos, cava y licor.

 

En finalizar el experimento se concluyó lo siguiente:

 

Que el consumo de queso proporcionaba cierta proporción hacia los problemas cognitivos relacionados con la edad.

 

Además, el consumo diario de vino, en cantidades razonables (una copa de vino al día) estaría relacionada con beneficios en las funciones cognitivas, ya que contiene antioxidantes.

 

En definitiva, a los amantes del queso y el vino ¡esto les sonará a gloria! Pero cabe recordar que como en todo, nunca es bueno el exceso. Así pues, des de Serveis Tarragona queremos remarcar que el consumo de dichos alimentos de manera desproporcionada provocarían efectos nocivos para la salud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies